Loading...

el monocromo

Blog

Puño, Cabizbaja y una Medellín a mano alzada

El ilustrador y pedagogo David Peña, más conocido en Europa como Puño, lideró una de las residencias artísticas del Festival Entreviñetas 2016 con jóvenes líderes comunitarios de las 17 comunas de Medellín. El propósito: la transformación de vidas y el relato en la publicación de 15 fanzines realizados por los jóvenes artistas.

Por Erika Valero

pun%cc%83o-perfil
Puño retratado por Simón Pedro.

Puño me dijo que nos podíamos encontrar por La Alpujarra, “en el edificio que parece papas fritas.” En el transcurso del día los planes fueron cambiando hasta incluir al español en un rodaje documental que involucraba al famoso Cochise Rodríguez y un par de entrevistas con medios nacionales. Así que terminé encontrándome con Puño en el centro, en La Pascasia, una casa preciosa que sirve de galería, centro cultural, escenario musical y escampadero de artistas  y festivales.

En La Pascasia pasan muchas cosas mientras entrevisto a Puño, se escucha al equipo del Festival Entreviñetas limando marcos de madera, una conversación sobre brownies de chocolate y, por último, el timbre de la puerta que suena como una chicharra gigante atrapada en un cepillo de dientes. Cada vez que suena el timbre Puño y yo reímos y continuamos hablando. Puño es un viajero, imparte conferencias, talleres y asignaturas relacionadas con la creatividad, el diseño editorial, la animación y el dibujo en diversas escuelas de arte españolas. Es escritor y dibujante; sus ratos libres los convierte en fotografías y en cortometrajes.

Nos sentamos más allá, después del patio, donde hay un piano viejo de madera que casualmente estaba siendo afinado. En medio de un concierto sin melodía y tonalidades disonantes, Puño y yo comenzamos a hablar de su trabajo en Colombia.

¿Y qué esperaba cuando llegó a Medellín? “Yo no conocía Medellín ni su realidad, cuando me dijeron que estaría en una residencia artística con 17 jóvenes preferí conocerlos y mirarlos a los ojos antes de planear mis clases con ellos. Afortunadamente la dibujante antioqueña Cabizbaja ya había hecho dos sesiones y me mandó videos donde pude ver el nivel de los chicos para dibujar. Fue cuando decidí dividir la residencia en 3 sesiones.”


Puño durante la residencia artística en Medellín

Los 17 líderes juveniles en compañía de Puño y Cabizbaja durante uno de los talleres del proyecto “Medellín paso a paso”.

Los 17 líderes comunitarios que trabajaron con Puño y Cabizbaja en el proyecto denominado “Paso a paso: Medellín a mano alzada“, fueron seleccionados con la colaboración y apoyo de la Secretaría de Juventud de Medellín y el Colaboratorio; un joven por cada comuna, entre hip hoperos, arquitectos, grafiteros, y deportistas. Fueron 3 semanas de aprendizaje del lenguaje gráfico, recorridos por Medellín e intercambio de experiencias. ¿Y para qué enseñar a dibujar a alguien que no dibuja para ganarse la vida? “La idea es que estos líderes de las comunas, que están en contacto con la comunidad por diferentes motivos o medios, se acerquen a la imagen y al lenguaje gráfico y lo utilicen como herramienta de comunicación dentro de sus propios quehaceres y de sus responsabilidades sociales como líderes.”

Puño —que recibió la invitación de parte del Festival Entreviñetas gracias a la cooperación de la Acción Cultural Española— no estaba muy seguro de cuál sería el producto o resultado de la residencia, y como él ha trabajado en diferentes campos profesionales que van desde la publicidad a la prensa y la animación, estaba abierto a que la experiencia con los chicos le diera más pistas. Puño trabaja con fotografía callejera y ha colaborado para casi todo cliente imaginable: Coca-Cola, Nike, Greenpeace, TEDx, BBVA, Telefónica, Ing Direct, Ono, El Mundo, Edit. Kalandraka, Nobrow, entre otros.

Según la dibujante antioqueña Ana López, más conocida como Cabizbaja, la Secretaría de Juventud hizo una muy buena selección de los participantes: “estos chicos están ávidos por el conocimiento para compartirlo y transformar positivamente a la ciudad desde sus núcleos. Su labor es fundamental para una verdadera transformación de la ciudad. Son verdaderos embajadores y fomentadores de paz en sus barrios”.

Puño nos explica que en la primera sesión hablaron del proceso cerebral del dibujo y de sus estancias. Discutieron el proceso creativo y de cómo el involucrarse con la estética de la vida cotidiana mejora la vida. También trabajaron en algunas técnicas de dibujo. “La verdad es que me quedé muy sorprendido con la química con estos jóvenes, nadie faltó nunca a ninguna clases. Me mostraron algunos de sus barrios y sus amigos. Los chicos de las comunas más pobres siempre estuvieron más abiertos a todo lo que se les proponía pero finalmente todos los chicos se metieron en este cuento. Esto en España no se ve.”

En la segunda sesión experimentaron algo que Puño llama un safari, salir a la calle a cazar cosas o personajes para dibujar: “nos concentramos en la interpretación, es decir el apropiarse de algo y luego dejarlo ir.” Así define David Peña el concepto de interpretar: “queríamos que los chicos utilizaran su propia poesía, que se dieran cuenta que uno puedo comunicar otras cosas con el dibujo.” Uno de estos safari, fue realizado en Ciudad del Río, lugar que algunos de los chicos nunca habían visitado. “Fue increíble el intercambio de experiencias en ese lugar, tanto para ellos como para la gente que se les acercaba y les preguntaba por qué dibujaban y qué dibujaban. Algunos de ellos nunca habían hablado con personas de estratos más altos como las que circulan por allí”, agrega Puño.

En la tercera sesión, Puño y Cabizbaja fueron invitados por los alumnos a sus propios barrios. “Tuvimos la oportunidad de realizar un taller extra de dibujo, como invitados en la comunidad de uno de ellos (Elemento Ilegal en la comuna 8, en el barrio Las Golondrinas), estando allí me di cuenta de que en estas escuelas de arte y esparcimiento creativo y sano, es desde donde realmente puede pensarse un cambio. Quedé completamente conmovida con el discurso de paz que ellos han implantado entre los niños del barrio”, explica Cabizbaja.

Fue después del safari que decidieron hacer un fanzine como producto final de esta residencia artística. “A mí se me ocurrió seguirle los pasos a un portugués que admiro mucho, Braulio Amado. Lo llamé por teléfono y le pedí prestada su idea. Braulio lo que hace es que le da plantillas a sus dibujantes favoritos, les da 6 preguntas específicas y les pide que utilicen la plantilla para dibujar las respuestas.” Así que Puño adaptó la plantilla a un fanzine y ajustó las preguntas a la situación y el contexto de cada dibujante, su historia y su comuna. Se construyeron 15 que fueron vendidos durante la Feria Vagabunda del Festival Entrteviñetas y que aún pueden ser adquiridos en La Pascasia.

15 fanzines diseñados, dibujados y concebidos por los jóvenes líderes comunitarios que participaron en la residencia artística con Puño y Cabizbaja

Los fanzines que sembró el proyecto "Paso a paso: Medellín a mano alzada"
Los fanzines que sembró el proyecto “Paso a paso: Medellín a mano alzada”

Puño se toca la cabeza y me dice. “yo me llevo una experiencia increíble, sobre todo trabajar con Ana López (Cabizbaja). Tuvimos mucha química y ella y los chicos me abrieron las puertas de Medellín. Siento un  paralelismo con Ana y los chicos, como si nos hubiéramos conocido en el colegio. Lo que me gustaría ahora es que Ana o alguno de los chicos puedan venir a Holanda, conseguirle una comisión o tener un intercambio de experiencias como el que ellos me ofrecieron aquí. Que lo que hace el Festival Entreviñetas por unas semanas se pueda hacer todo el año.”

Por su parte Cabizbaja considera que la experiencia con Puño le deja a ella y a estos jóvenes, una confianza infinita. “Puño me ayudó a darme cuenta de que los dibujantes podemos tener una gran utilidad para la transformación de la sociedad, y que éste es un camino que quiero seguir definitivamente.” Ana explica que lo que Puño pedía desde el inicio de las conversaciones por correo, era poder sembrar una semilla en Medellín: “conmigo lo logró rotundamente, sembró en mí un montón de cosas positivas que quiero que se vuelquen en grandes proyectos que seguro se realizarán en el tiempo y con los cuales estaré profundamente agradecida con él particularmente, y con Entreviñetas por habérmelo puesto en el camino de esta manera.”

Saliendo de La Pascasia con la entrevista de Puño en mi cuaderno, con una certeza placentera de haber encontrado a un artista que aún cree en la creación y la importancia del arte en la vida de los seres humanos, pensé en la palabras de Benjamin Dix, un fotoperiodista que utiliza el cómic y la animación para relatar historias duras, violentas y de conflicto. Dix dijo durante su visita a Medellín, también en el Festival Entreviñetas, que “el cómic y el dibujo son la manera más antiguas de comunicar cosas, el dibujo es un lenguaje universal, que le llega a todos sin importar distinciones económicas, sociales ni religiosas. Es tal vez el lenguaje más poderoso.”


Los avances y resultados del proyecto pueden ser conocidos en el grupo Paso a paso: Medellín a mano alzada. La documentación ha sido posible gracias a Tupale


Algunos Premios que ha Ganado Puño:

1st International Illustration Prize Fundación Santa María 2009

1st Creacomic CAM Prize, 2009

1st Cinemad Photography Prize, 2008

3rd Nontzeflas Prize for Short Films and Animation, 2006

Best Short Animated Film APRO 2001

 

Categorías

gracias a

Patrocinadores
Apoyan
aliados